Técnicas moleculares - Molecular technologies

En el artículo de hoy, hablamos acerca de cómo la automatización del futuro debe tener en cuenta las técnicas moleculares de diagnóstico y cómo deben convivir con los flujos de trabajo tradicionales.

Tal y como mencionamos en uno de nuestros recientes artículos, los laboratorios de microbiología clínica se están automatizando desde hace aproximadamente dos décadas. Son conocidas las ventajas que sistemas de automatización como Autoplak, Microscan, Phoenix, … ofrecen a los laboratorios, mejorando y agilizando los resultados, permitiendo a sus profesionales dedicarse a tareas de mayor valor añadido.

La adopción de automatización ha provocado un salto tanto cualitativo como cuantitativo de los laboratorios de microbiología clínica.

Aun así, queda mucho margen de mejora. La integración de nuevas tecnologías como la inteligencia artificial o sistemas de aceleración del diagnóstico en cultivo provocarán, más pronto que tarde, una mejora sustancial adicional.

Por otro lado, ya son realidad nuevas técnicas moleculares que han sido también adoptadas progresivamente por los laboratorios, complementando los flujos de trabajo de la llamada microbiología tradicional.

¿Cómo convivirán ambas técnicas moleculares y tradicionales en los próximos años?

Las técnicas moleculares o rápidas aportan sensibilidad y rapidez en general. La sensibilidad puede, ocasionalmente, ir en detrimento de la especificidad, siendo necesario el cultivo para valorar la viabilidad del microorganismo y para poder cuantificarlo en el contexto de otros posibles microorganismos presentes en la muestra. Por otro lado, para poder evaluar la sensibilidad a un amplio abanico de antimicrobianos y otras aplicaciones epidemiológicas, sigue siendo necesario el cultivo.

Por consiguiente, entendemos que indefectiblemente tendrán que convivir y, en muchas ocasiones, trabajar en paralelo.

¿Qué protocolos se harán con una u otra técnica?

En infecciones agudas graves probablemente se impondrán como primer análisis, tal y como se está viendo actualmente, las técnicas rápidas (también llamadas moleculares), dado que permitirán hacer un diagnóstico etiológico rápido permitiendo orientar el tratamiento antimicrobiano. De todos modos, en paralelo se seguirá haciendo el cultivo por si las razones expuestas previamente.

¿Cómo afectará esta convivencia en los flujos de trabajo del laboratorio?

Se intuyen posibles modificaciones en los circuitos actuales basados en el cultivo tradicional, tanto por la adopción de las nuevas técnicas moleculares como por la integración de nuevas técnicas no moleculares como la inteligencia artificial (Captación de imágenes, algoritmos de soporte al diagnóstico…)

¿Cómo deben integrar estas nuevas tendencias los nuevos sistemas automáticos?

El primer mandamiento de los proveedores de sistemas automáticos es conceptualizar instrumentos que agilicen y mejoren el diagnóstico del paciente.

Con esta premisa los nuevos sistemas deben orientarse a ser:

  • Sistemas modulares (capaces de crecer o decrecer en función del laboratorio).
  • Flexibles (orientados a integrar con la mayor facilidad nuevas técnicas y/o tecnologías).
  • Innovadores (integrando las nuevas tecnologías).

Los laboratorios de microbiología, como decíamos, han evolucionado significativamente en los últimos años, teniendo por delante una serie de retos que consolidarán la progresión de éstos, concluyendo en un laboratorio del futuro muchas más tecnológico y disruptivo orientado a ofrecer el mejor diagnóstico a los pacientes.

¿Deseas saber más acerca de las técnicas en microbiología clínica? Contacta con nosotros >

About the author

Sener Diagnostics | + posts